logo-header



Aplicaciones de la Hipnosis

hypno

LA REALIDAD DE LA HIPNOSIS

La hipnosis no es una terapia. Más bien es una herramienta terapéutica que se puede utilizar en una variedad infinita de formas, no se alinea con ninguna orientación teórica o practica. En un sentido amplio, es una parte de todas las psicoterapias y, por dicha razón, una parte de todas las interacciones en las que una persona se acerca a otra y le influye. (Kirsch, Lynn y Khue, 1993; Lankton, 1982).


HIPNOSIS Y ETICA PROFESIONAL

El profesional de la hipnosis debe ser ético, competente y proporcionar a la persona tanta información como requiera para que participe en el proceso hipnótico de manera cooperativa y positiva.
Por tanto a mayor información del proceso dado cliente o paciente la suceptibilidad del sujeto será mayor.


CONTEXTUALIZANDO AL PACIENTE

  1. La persona hipnotizada mantiene un autocontrol prácticamente total durante la experiencia hipnótica.
  2. Solo se puede hipnotizar a una persona que se sabe hipnotizar a sí mismo; solo le puedo ayudar si usted se ayuda a sí mismo.
  3. La hipnosis tiene la capacidad de aumentar los sentimientos de autocontrol de las personas y por lo tanto su confianza en si mismos y de esta manera puede ser un medio poderoso para resolver problemas emocionales y para sentir bienestar.
  4. Al poder resolver situaciones emocionales podemos así mismo llegar a generar cambios en la estructura física y manejo de enfermedades.
  5. Cuando se identifica y se resuelve la causa de la resistencia, la persona “difícil” puede pasar de ser un sujeto poco hipnotizable a uno razonablemente hipnotizable.
  6. La hipnosis usada de manera adecuada puede ayudar a la persona que sufre a que mire hacia dentro y use las muchas experiencias que ha adquirido a lo largo de su vida y que se pueden usar terapéuticamente.
  7. El objetivo de la hipnosis es la autohipnosis. (enseñarle el proceso hipnótico para que pueda realizarlo por sí mismo.