logo-header



adicciones

ABUSO DE SUSTANCIAS (CIGARRILLO, ALCOHOL, DROGAS)

TRATAMIENTO CON HIPNOSIS

  • Hacer que la experiencia del consumo de sustancias sea muy desagradable.
  • Resolver cualquier depresión subyacente que a veces no se llega a diagnosticar.
  • Tener en cuenta si la sustancia de la que se abusa se usa como automedicación para tratar ansiedad asociada a la depresión.
  • Se puede llegar a recrear hipnóticamente las sensaciones positivas de la sustancia, sin tomarla.
  • Entrenamiento en autohipnosis.

“El mayor error que puede cometer, es decirse a Ud. mismo que no debe consumir. Eso es absolutamente erróneo. Es como decirse, “no tiene que picarme la nariz”. ¿Qué ocurre si  Ud. se concentra  en que no le pique la nariz?"


HIPNOSIS Y TABAQUISMO

El principal uso “terapéutico” de la hipnosis en el mundo es ayudar a dejar de fumar. La hipnosis ha ayudado a dejar de fumar a muchos miles de personas en el mundo desde hace más de cuarenta años. El mismísimo Allen Carr autor del libro “es fácil dejar de fumar, si sabes cómo”, dejó de fumar asistiendo a una sesión con un hipnotizador, y creó su método “easy way” en el que se incluye una sesión de hipnosis. Los tratamientos para dejar de fumar que sólo se valen de la hipnosis hacen que  no implique esfuerzo alguno por parte del hipnotizado. La riqueza de la hipnosis como técnica para ayudar a la deshabituación del tabaco es múltiple, por una parte porque merma el deseo al mantener la concentración dirigida a otros estímulos, por otra modifica la percepción del tabaco haciendo que se vea lo que realmente se estaba fumando, y por otra elimina completamente la ansiedad permitiendo superar el síndrome de abstinencia sin dificultad ni sufrimiento. Por lo anterior podemos afirmar que la hipnosis es el método más eficaz para dejar de fumar.